Archives

All Posts Tagged Tag: ‘Menores’

  • Smartphone como niñera

    ¿Cómo destronar a las pantallas en vacaciones?

    En menos de un mes la Academia Americana de Pediatría y la Asociación Japonesa de Pediatría han llamado la atención a padres, médicos y responsables de educación de menores y adolescentes sobre el uso de las pantallas por parte de los más jóvenes de la casa. Los Pediatras japoneses han llamado a su campaña “No permitas que los ‘smartphones’ o las tabletas sean una niñera para tus hijos” y la dirigen especialmente a padres de niños entre 0-2 años, según hemos podido leer en La Vanguardia.

    El otro día comentábamos con un grupo de adolescentes esta iniciativa y uno de ellos decía “Pero, ¿a qué padre o madre se le ocurre darle un teléfono inteligente o una tableta a un niño tan pequeño para que juegue?” La respuesta ya estaba implícita en esta campaña nipona, iniciada tras constatar el incremento del número de casos en que los padres sustituyen su tiempo leyendo o jugando con sus hijos por el uso de teléfonos inteligentes o tabletas con aplicaciones o películas que entretienen a los más pequeños durante horas. Esta propuesta también parte del conocimiento como expertos pediatras respecto a que el uso prolongado de las pantallas genera niños más pasivos y la falta de contacto físico e interacción con otras personas merma el desarrollo saludable de los sentidos en los más pequeños.

    La otra pantalla: la televisión

    También les hacíamos referencia al principio a un estudio de la Academia Americana de Pediatría (AAP) cuyos resultados han sido recogidos en el número último de la Red médica de The Family Watch. En dicho análisis se dan a conocer datos reveladores que, aunque pertenecientes a menores y adolescentes norteamericanos, entre los 8 y los 10 años, no deben dejar de preocuparnos. Estas cifras muestran que se pasan cerca de 8 horas al día conectados a las denominadas social-media (ya sea internet, televisión o videojuegos) en época vacacional. En los adolescentes estas cifras rondan las 11 horas.

    Estos alarmantes datos han motivado que la AAP no solo quiera llamar la atención de los padres sino también de todos los pediatras, alentándoles a recoger en la historia clínica de cada menor y adolescente, dos preguntas sobre los medios sociales (social-media) en la visita que realice a sus consultas cada niño sano: ¿Cuánto tiempo de “pantalla recreacional” consume diariamente su hijo? y ¿Hay un televisor o dispositivo conectado a internet en la habitación del niño?. Y, en cuanto a los padres, la AAP, preocupada por los posibles efectos nocivos que los mensajes y las imágenes de los medios de comunicación pueden ejercer sobre niños y adolescentes, y ante la cercanía de las vacaciones navideñas, recomiende a las familias unas pautas para dar verdadera calidad al tiempo de sus hijos en estas vacaciones.

    Recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría para los padres ante los medios sociales:

    1.- Establecer límites y horarios. La televisión no debe ser el premio utilizado como recompensa por hacer la cama o los deberes. Una o dos horas al día ya es mucho. ¿Lo ideal?, que el niño aprenda y entienda que hay muchas más cosas que puede hacer en vez de ver la tele durante horas: hacer deporte, visitas navideñas, o incluso ¡leer!

    2.- Ver la televisión con criterio. Elegir los programas que se van a ver en familia, o los que son más apropiados para los niños, es una buena forma de que eduquemos con espíritu crítico y no se pongan delante de la tele para ver que les “echan”.

    3.- Ver la televisión en familia puede ser una buena manera de que nuestros hijos aprendan a evaluar y a pensar ante lo que ven. Escenas de violencia o abuso de alcohol pueden ser ideales para que se debata en familia discutiendo la actitud o el comportamiento de los personajes.

    4.- En Navidad el bombardeo de los anuncios de juguetes es constante, llegados a una edad, es bueno que los niños sepan y aprendan que esos reclamos publicitarios tienen un único fin: enganchar a los niños, y a los mayores, a comprar algo que seguramente no necesitan.

    5.- Si establecemos horarios para irse a la cama, aún en vacaciones, debemos respetarlos y no quebrantarlos porque pongan una película para ellos a una hora tardía. La solución es que grabemos esos programas para que lo podamos ver todos en familia en otro momento. Así entenderán que sus gustos son respetados y por lo tanto no se quedan sin ver esa película o programa que les encanta.

    6.- Si queremos que nuestros hijos vean menos televisión y lean más libros, es mucho más fácil de lo que imaginábamos: lea usted más libros delante de ellos y vea menos televisión. Inculcar conductas a nuestros hijos empieza por nuestro ejemplo.

    7.- Poner la televisión en lugares comunes para que se vea en familia es básico. Si ponemos una tele en el cuarto de nuestros hijos lo único que conseguiremos es que la vea a deshora, sin criterio, y se aísle del resto de la familia.

    8.- En Navidad puede ser un gran momento para que nuestros hijos se den cuenta de que se puede vivir sin televisión. Hacer actividades fuera de casa, ya sea en la ciudad o en el campo, puede ser una oportunidad perfecta para que aprendan que sin televisión o videojuegos se pueden hacer muchas cosas. Sólo es cuestión de que nos lo propongamos.

Page 3 of 8«12345»...Last »